martes, 31 de marzo de 2009

Sistemas de retención infantil: la correcta colocación en el coche














S. Marcus

Además de saber qué sillita infantil seleccionar para nuestro niño/a, es importantísimo que la misma esté bien sujeta, ya que el uso incorrecto de los sistemas de retención infantil hace que su efectividad sea nula. En este punto de la fijación de la sillita al vehículo, es importante mencionar que siempre que sea posible, y que nuestro vehículo disponga de ISOFIX, se cojan sillitas con este sistema de sujección, el más seguro del mercado, y mucho más sencillo que el tradicional uso del cinturón de seguridad para fijar los sistemas de retención infantil.
El sistema ISOFIX es un sistema de instalación efectiva, rápida y sencilla de las sillitas infantiles. Además de garantizar la correcta instalación de las sillitas, el ISOFIXproporciona una mayor sujeción de las mismas al fijarlas a la estructura del vehículo mediante unos puntos de sujeción rígidos situados entre el respaldo y el asiento del coche. Cabe hacer hincapié en la importancia de solicitar ISOFIX en el asiento del copiloto en caso de cambiarse de vehículo, ya que no todos los modelos lo llevan por defecto.
Pero hay que tener cuidado con las sillitas con ISOFIX, pues al contrario que sucede con las universales, tienen que ser homologadas para los diversos modelos de vehículos, pues todavía no se ha alcanzado un acuerdo entre los fabricantes de coches para estandarizar las sujeciones ISOFIX.
Tampoco debe olvidarse que en caso de instalar una silla-cesta infantil en el asiento del copiloto, la misma debe situarse en sentido contrario a la marcha del vehículo (las sillas-cesta siempre se instalan en sentido inverso a la marcha) y con el airbag del copiloto desactivado. Si nuestro vehículo no dispone de interruptor para desactivar el airbag del acompañante, no se debe poner nunca la sillita-cesta en el asiento del copiloto.Una última reflexión sobre la instalación de las sillas-cesta y las sillitas infantiles en el sentido inverso de la marcha. Pensemos que en los bebés, las dimensiones de la cabeza son proporcionalmente mucho mayores que en los adultos, por lo que en caso de impacto, las lesiones en la cabeza y el cuello son frecuentes. Es para evitar este tipo de problemas que se recomienda que los niños menores de 10 kg (otros estudios amplían el consejo a niños menores de 3-4 años) viajen siempre en sentido contrario a la marcha del vehículo, para proteger desplazamientos bruscos de la cabeza y evitar lesiones cervicales.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Powered by Blogger