jueves, 3 de junio de 2010

Vuelve la polémica sobre las sillas infantiles en taxis...En RD, estamos a annos nos luz.




Niños sin silla infantil
Esta semana hemos oído decir que el fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha pedido una reforma de la Ley para que todo el transporte público tenga en cuenta la seguridad de los pasajeros de estatura inferior a 135 centímetros y así ninguno de ellos viaje sin un sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso. En la actualidad, sólo es exigible el uso de sillas infantiles en recorridos interurbanos, y es responsabilidad de los padres aportar la silla.
Tiempo atrás, cuando se reguló la obligatoriedad de emplear asientos especiales para los niños, ya protestaron los taxistas porque argumentaban que no podían dedicar buena parte del maletero a transportar un catálogo de asientos por si acaso les resultaba imprescindible para hacer alguna carrera. Entonces se les eximió de esa obligación, pero ahora la propuesta de Vargas ha reabierto la polémica de los taxis y las sillas infantiles.

Niño con asiento infantil
Estadísticamente, la siniestralidad vial es causa de mortalidad infantil cada cuatro días, por lo que cualquier medida de protección para los menores tiene que ser bien recibida. De hecho, y a pesar de que el ordenamiento jurídico y varios textos internacionales reconocen el derecho del menor a viajar seguro en los medios de transporte, este es un problema que se reproduce en muchos países sin que se haya encontrado una solución ejemplar que contente a todas las partes, y es que si bien nadie pone en duda la necesidad de retener de forma adecuada a cualquier ocupante de un vehículo, también es cierto que los dispositivos actuales tienen un tamaño que de alguna manera hacen comprensible la oposición tanto de los profesionales del transporte público como de los padres si tuvieran que acarrear las sillas.
Y ahora se está haciendo hincapié en las sillas infantiles para taxis y autobuses, y está bien que así sea, pero ocurre también que a menudo los ocupantes de los autobuses, niños y adultos, viajan de pie, lo que a todas luces atenta contra su propia seguridad y de quienes van sentados a su lado si el vehículo sufre una colisión. Sigue vigente incluso aquel fragmento del Reglamento que dice que los autobuses en vías interurbanas no pueden superar los 80Km/h cuando transporten pasajeros de pie porque así esté autorizado. Sí, lo de los taxis es un apartado más que hay que resolver, pero no el único.
Y la verdad es que el asunto no tiene, de momento, una solución demasiado fácil. O sí, todo depende de cómo se lo monte cada cual. En Vizcaya, por ejemplo, los taxistas están estudiando llevar un asiento especial por si les hace falta, y así se quitan de encima el problema antes de que se convierta en una exigencia. Es una buena manera de tomar la iniciativa, pero me pregunto qué sucederá cuando alguien suba al taxi con tres niños. ¿Jugarán al juego de las sillas o el taxista pasará de largo? Hagan apuestas…
Posted: 30 May 2010 12:32 PM PDT
Via | Deia
Foto | Andrew Currieviralbus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Powered by Blogger